Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Su Protección | December 26, 2015

Scroll to top

Top

No Comments

El herpes en perros

El herpes en perros
Su Protección

El Herpesvirus canino fue identificado por primera vez en el año 1965 como responsable de una enfermedad mortal en los cachorros recién nacidos.

Actualmente se ha comprobado que el herpesvirus no solo afecta a los cachorros, su radio de acción cubre a los perros de menor edad y a los adultos utilizados o no para la cría.

EL CAUSANTE

El herpesvirus canino es un Alfaherpesvirus que contiene una cadena doble de ADN; este virus es muy sensible en el medio externo aunque puede llegar a sobrevivir 24 horas, dependiendo, eso sí, de la temperatura y de la humedad relativa.

LAS VIAS DE CONTAGIO

El herpesvirus canino produce una enfermedad que afecta principalmente a los criaderos caninos, donde podemos encontrar (en los casos más graves) hasta más de un 90% de los animales seropositivos.
La transmisión de la enfermedad puede producirse por:

  • Ruta oro-nasal.
  • Vía transplacentaria.
  • Contacto venéreo.

En el caso de los cachorros se sospecha que la infección se produce en el momento del parto; el virus se replica en la mucosa vaginal de la madre y el cachorro se infecta durante la estancia en el interior o durante el trayecto por el canal del parto.

En el caso de animales adultos podemos encontrar herpesvirus canino en las secreciones nasales 15 días después de la infección, en las secreciones vaginales hasta los 16 días y en las secreciones prepuciales de un macho hasta los 20 días siguientes al contagio.

LOS EFECTOS PATÓGENOS

La enfermedad causada por herpesvirus canino tiene consecuencias fatales para los cachorros; no podemos decir lo mismo de los animales adultos, en los que la enfermedad se manifiesta, con diversa incidencia y gravedad, en tracto respiratorio alto, tejido nervioso y mucosas genitales.

LA PREVENCIÓN

En la actualidad no existe un tratamiento específico para el herpesvirus canino; se han utilizado diversos fármacos antivirales de medicina humana, pero solo han dado un correcto resultado en las formas oculares (ACICLOVIR)
Por esta razón es muy importante plantear la prevención como única vía de manejo de esta patología.

Entre las medidas que se deben adoptar tenemos:

  • Control de la temperatura corporal de los neonatos; ayudar con lámparas de calor que proporcionen una temperatura ambiental adecuada y constante.
  • Se pueden utilizar sueros hiperinmunes conseguidos a partir de animales inmunizados; esta pauta solo debe utilizarse en situaciones de alto riesgo.
  • Tomar las suficientes precauciones en la cría

- Vacunación.

Submit a Comment