Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Su Protección | January 2, 2016

Scroll to top

Top

No Comments

La vacunación de la rabia

La vacunación de la rabia
Su Protección

La vacunación de los animales de compañía es el método preventivo más adecuado para evitar la aparición de diversas enfermedades.

Respetar el calendario de vacunaciones propuesto por el veterinario tiene una importancia fundamental para la consecución de una salud plena.

Podríamos decir que el fundamento de la vacunación se sustenta en una especie de “engaño” al sistema inmunitario del animal. Mediante la introducción de la vacuna, hacemos creer al organismo que ha sido atacado por uno o varios gérmenes patógenos. Es por ello que los sistemas de defensa se activan, de igual forma que actuarían ante una invasión real.

Todos tenemos claro que seguiremos al pie de la letra la pauta de vacunación de nuestro hijo que acudiremos sin dudarlo a aplicarnos la vacuna antitetánica en todas sus dosis si nos “taladramos” el dedo con un clavo oxidado…
¿Y el perro?. Nuestro fiel amigo suele ser el que recibe los recortes presupuestarios familiares, y la vacunación suele ser uno de los puntos a considerar en periodo de rebajas.

La rabia es una enfermedad causada por un virus de la familia Rhabdoviridae y del género Lyssavirus.
Todas las especies de animales de sangre caliente son susceptibles a la infección con este virus. Existen tres fases de enfermedad:
. Periodo prodrómico: modificación de la conducta.
. Periodo de excitación: reacción exagerada a los estímulos externos
. Parálisis y muerte.

En nuestro país podemos decir que no existen casos de rabia, y ello, es en gran parte debido al control de la población canina mediante la vacunación… hasta hace no mucho tiempo era obligatoria la vacunación contra esta enfermedad en gran parte del territorio nacional… desgraciadamente, en la actualidad, esta obligación vacunal ya está tan extendida.

Nuestro consejo es que debemos vacunar a nuestro perro TODOS LOS AÑOS, contra esta enfermedad y contra todas aquellas que nos recomiende el profesional, sea o no sea obligatorio.

Submit a Comment