Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Su Protección | December 26, 2015

Scroll to top

Top

No Comments

Las razas actuales de perros proceden exclusivamente del lobo

Las razas actuales de perros proceden exclusivamente del lobo
Su Protección

Cuatro variedades de lobo dieron lugar a las 320 razas aceptadas por la Federación Cinológica Internacional (F.C.I.).

El perro, tal y como hoy lo conocemos, es el resultado de una historia evolutiva específica; como el resto de las especies que pueblan la tierra, nuestro mejor amigo tiene un momento de aparición sobre el que se han escrito todo tipo de leyendas.

 

 

Existen muchas historias populares que pretenden explicar el nacimiento del mejor amigo del hombre; entre todas nos quedamos con la de los indios Kato de California; según sus leyendas, el Dios Nagaicho creó el mundo sobre cuatro enormes columnas; posteriormente caminó por los territorios y se dispuso a crear elementos con el fin de completar la obra. Tan interesante historia cuenta la creación del hombre y de la mujer a partir de la tierra, el origen de los animales y su posterior ubicación… ¿todos los animales?. En ningún apartado de la leyenda aparece Nagaicho creando al perro. Nagaicho, al dar su paseo por los territorios creados, llevaba un perro: ¡Dios tenía perro!. El encanto de esta historia reside en la relación del perro con la humanidad, incluso anterior a los primeros vestigios de civilización. La realidad científica es otra; pero lo que sí confirma, es la ancestral presencia del perro o de sus directos antepasados haciendo compañía al hombre; los últimos hallazgos paleontológicos de huesos de perro tienen una antigüedad de 14.000 años, pero los restos más antiguos de huesos de lobo encontrados junto a homínidos son de unos 400.000 años.

 

CONFIRMACIÓN CIENTÍFICA

Los estudios realizados sobre los restos encontrados confirman la antigüedad de los huesos, pero también confirman que todas las razas actuales de perro descienden del lobo. La ciencia ha aplicado los nuevos métodos de estudio del genoma para llegar a tan interesante conclusión; para ello se analizaron muestras de 140 ejemplares de perro de 68 razas distintas y se estudiaron numerosos cánidos silvestres: 162 lobos de 26 países, cinco coyotes y doce chacales de tres especies distintas. Tras valorar los resultados, se llegó a la conclusión de que existían varios antepasados originarios, que hubo gran número de cruces entre los animales cuando ya estaban diferenciados en perros y que las secuencias de ADN de los perros diferían claramente de las secuencias de coyotes y chacales, por lo que quedaba descartado el origen del perro de estos últimos cánidos y se confirmaba su clara procedencia de los distintos tipos de lobo.

 

EL PERRO Y LA CIVILIZACIÓN

El perro fue evolucionando en claro paralelismo a la evolución del hombre y por ello existen cuatro puntos de partida de las razas actuales a partir de lobos característicos de las cuatro primeras civilizaciones:

- El Canis lupus arabs acompañó a la civilización del Este del Mediterráneo y dio lugar a los actuales perros pastores, a los lebreles, a los molosos y a los de caza de olfato.

- El Canis lupus pallipes fue el fiel compañero de la civilización del valle del Indo. Fue el antepasado directo del Dingo y de las razas indias y del sudeste asiático.

- El Canis lupus chanco fue el animal característico de la civilización del valle del Huang Ho (río amarillo) y dio lugar a la mayoría de los perros orientales.

- El Canis lupus lycaon acompañó a la reciente civilización de las tribus nórdicas y dio lugar, como es de imaginar, a las actuales razas nórdicas.

 

EL PERRO Y EL HOMBRE

Desde que el “homo sapiens”, actualmente hombre anatómicamente moderno (HAM), decidió adoptar a los primeros lobos silvestres y desde el nacimiento de su “humana curiosidad” por interferir en la selección natural, han pasado muchos años. Todas las actuaciones del hombre sobre su mejor amigo han dado lugar a 320 razas, de las que 293 son de claro origen mediterráneo. Debemos dejar de elucubrar sobre la supuesta antigüedad y la genuina pureza de una determinada raza, ya que casi todos los perros actuales proceden de cruces realizados en los últimos 150 años y opinar sobre hechos o sucesos de mayor antigüedad suele ser arriesgado y poco preciso. Lo único verdaderamente cierto es lo científicamente demostrable; lo único verdaderamente cierto es que todos nuestros perros proceden de los antiguos lobos y que actualmente son como son “gracias” a la innata curiosidad del hombre y a su irremediable interés por intentar cambiar el rumbo de las cosas. Esperemos que en este nuevo y largo milenio el hombre aplique todos los medios a su alcance para mejorar la convivencia con su mejor amigo y olvide la creación de nuevas razas. Esta “lucrativa actividad” está cada vez menos justificada; estamos llegando al límite lógico de cruzamientos y estamos olvidando que por obtener animales “socialmente adaptados” creamos animales cada vez menos resistentes y por tanto menos sanos. Hemos intervenido de forma suficiente en la evolución de nuestro mejor amigo… ¿por qué no dejamos que la sabia madre naturaleza haga el resto?.

 

Submit a Comment