Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Su Protección | December 23, 2015

Scroll to top

Top

No Comments

Los cuidados de un animal enfermo en casa

Los cuidados de un animal enfermo en casa
Su Protección

Seria absurdo pensar que durante la vida de nuestra mascota no será necesario nunca darle algún medicamento ya que la realidad nos dice que en el mejor de los casos deberemos aplicarle un antiparasitario cada tres meses durante toda su vida.
Aparte de este tratamiento preventivo antiparasitario nuestro animal deberá (por desgracia) recibir en algún momento de su vida algún tipo de fármaco en alguna de sus múltiples presentaciones, es por ello que intentaremos explicar como utilizar los fármacos y como manejar a nuestro amigo en los momentos que más nos necesita, cuando esta enfermo.

Teniendo claro y asumiendo el antiguo refrán. “Quien tiene ovejas, tiene pellejas” (quien tiene animales tiene en algún momento algún problema), debemos tener presentes cuales son los síntomas de enfermedad más habituales que nos harán acudir al veterinario:

  • Perdida de apetito.
  • Aumento o disminución de peso en breve plazo de tiempo.
  • Pereza, cansancio, sin ganas de juego o paseo.
  • Cambios en el consumo de agua.
  • Cambios en la orina (cantidad, aspecto,…).
  • Diarrea.
  • Presencia de sangre (tos, vómitos, diarrea,…).
  • Dificultad respiratoria.
  • Etc.

Ante cualquiera de estos síntomas u otros que nos parezcan extraños e inusuales acudiremos al veterinario para que nos confirme las sospechas de enfermedad y aplique el tratamiento necesario para solucionarlo.
Aquí tocamos un punto fundamental ACUDIR AL VETERINARIO, ¿por qué en muchas ocasiones actuamos como veterinarios o como médicos sin serlo?, ¿por qué en muchas ocasiones hacemos mas caso al vecino o a la cuñada de un amigo que al especialista?, ¿por qué pensamos que si un fármaco le ha venido muy bien al perro de Soraya, le va a ir igual de bien al nuestro?,…
Para evitar esta interminable lista de despropósitos rogamos prestéis atención a los siguientes y sencillos puntos:

1. – No intentar solucionar ningún problema de vuestra mascota sin consultar al profesional.
2. – Solo actuaremos en casos de urgencia real y hasta que el profesional se haga cargo de la situación.
3. – Una vez diagnosticado el problema y prescrito el tratamiento, cumpliremos ESTRICTAMENTE todas las recomendaciones (tiempo, cantidades, horarios,…), sin aportaciones personales, ni de familiares, ni de amigos.

Una vez en casa, con el diagnostico concreto y el tratamiento claro, nos encontramos ante un mar de dudas: ¿Sabré darle las pastillas? ¿Querrá comérselas o preferirá comerse mi mano?
Vamos a intentar explicar cuales son los principales fármacos y como administrarlos, no sin antes deciros una pequeña lista de lo que debéis tener siempre a mano como botiquín para vuestra mascota:

  • Termómetro: uso exclusivo de vuestro animal. Se utiliza vía rectal.
  • Gasas, vendas y esparadrapo.
  • Desinfectante y limpieza (Soluciones Yodadas – Betadine), Agua oxigenada,…).
  • Cortaúñas, tijera, pinzas.
  • Jeringuillas de plástico (no de cristal).

Con este sencillo botiquín nos podremos enfrentar con tranquilidad a las situaciones que se nos presenten ante una urgencia o como apoyo para los tratamientos de nuestro animal enfermo.

TIPOS DE FARMACOS:

Los fármacos vienen presentados de múltiples maneras (comprimidos, pomadas, inyectables,…) pensando siempre en cual es la mejor vía para solucionar el problema y pensando también en la forma más cómoda para administrar el fármaco al paciente.

Entre las presentaciones más habituales están:

1. FARMACOS POR VIA ORAL:
Son aquellos que se administran por la boca por lo que deben ser ingeridos (tragados) por el paciente, lo cual como veremos tiene sus complicaciones si el paciente es un animal de compañía.
Entre estos fármacos tendremos:

A. Pastillas, comprimidos, grageas, cápsulas…
En general los llamaremos pastillas y existen varios métodos para que nuestra mascota se las coma:
- ¡ Por narices! : se abre la boca del animal y se introduce la pastilla lo mas profundo posible dentro de su boca. Es el método mas utilizado y se debe complementar con el cierre de la boca del animal tras el lanzamiento de la pastilla. También puede ayudar unas palmaditas en la barbilla, un masaje en la garganta o unos golpecitos en la nariz (principalmente en gatos) con el fin de que la traguen.
- Por simpatía: mezclando la pastilla con alimento o introduciéndola en alguna porción de sabroso manjar para la mascota.
En algunos casos observaremos que el animal come todo su alimento y deja la pastilla o incluso cuando la introducimos por ejemplo en un quesito el animal tiene la habilidad suficiente para comerse el quesito y dejar la pastilla limpia y fuera de su boca.
- Por inteligencia: podemos desmenuzar la pastilla (hacerla polvo) y mezclarla con agua, el producto resultante lo recogeremos con una jeringuilla y se lo administraremos a presión con la boca cerrada por la comisura de los labios. Suele ser bastante efectivo.
- Por cariño: nuestro animal es tan majete y fue tan bien educado desde pequeño que aunque la cosita esa pequeña que le da su amo le sabe a rayos el se la traga sin rechistar porque esta convencido de que todo lo que su humano amigo le da es exclusivamente por su bien.
B. Jarabes, gotas…
En general suelen ser más cómodos de administrar por alguno de los métodos citados anteriormente como seria el caso de mezclarlo con el alimento (por simpatía), en este caso el animal no puede elegir el alimento y dejar el fármaco, por lo que sí nota algo raro y poco apetecible dejara la comida entera. Deberemos tener mucho cuidado con esto en animales muy enfermos que no pueden permitirse el lujo de no comer, si llega esta situación utilizaremos otro método o consultaremos con el veterinario.
También podemos utilizar la jeringuilla (por inteligencia) y depositar el fármaco por la comisura de los labios del animal cerrando previamente su boca con la otra mano e inclinándole la cabeza ligeramente hacia atrás.
No son recomendables las cucharillas para dar jarabes o similares porque aparte de derramarse la mayoría del contenido es complicado dar una dosis correcta, es más fácil medir la cantidad exacta de fármaco con una jeringuilla.

C. Polvos
En este caso podremos mezclar con el alimento, mezclar con agua y utilizar la jeringuilla y también utilizar el método expeditivo (por narices) abriendo la boca del animal y depositando la cantidad exacta de fármaco, es difícil al ser polvo que el animal lo escupa ya que prácticamente al instante las partículas del fármaco quedan pegadas a la mucosa oral del animal.

2. FARMACOS INYECTABLES:
Son aquellos que se administran mediante inyección (introducción directa del fármaco en el organismo del animal).
Este método en principio deberá ser exclusivamente de uso profesional y nunca debería realizarse por el propietario salvo casos excepcionales acordados por el profesional y el propietario (tratamientos largos, distancia a la clínica, animales muy enfermos,…)
Las tres vías de inyección más habituales son:
-Intramuscular: en el músculo, generalmente en las extremidades posteriores, según el fármaco y la habilidad del profesional puede ser mas o menos dolorosa.
-Subcutánea: debajo de la piel del animal, preferentemente en la región comprendida entre el lomo y la cadera. Es conveniente realizar un masaje en la zona de inoculación posterior a la inyección para que el fármaco se difunda mejor y disminuya el riesgo de formarse alguna reacción nodular.
-Intravenosa: el fármaco se administra tras la punción de una vena por lo que el fármaco alcanza la zona afectada en el menor tiempo. Es la vía de elección cuando se necesita una acción prácticamente inmediata. De uso exclusivo por el profesional.

3. POMADAS Y SIMILARES.
Las pomadas, ungüentos,… pueden utilizarse en muchas zonas del animal pero siempre en la superficie de su organismo (vía tópica).
Para que la acción de una pomada sea correcta si se aplica en la piel del animal deberá cumplir dos importantes requisitos:
- Depilación de la zona: deberemos recortar el pelo del animal en la zona a utilizar el fármaco para que pueda realizar su acción. Si no cortamos el pelo lo único que conseguiremos será una masa de pelo y pomada sin acción farmacológica alguna.
- Limpieza de la zona: no solo consiste el tratamiento en administrar la pomada sino también en limpiar la zona antes de comenzar el tratamiento y posteriormente entre aplicación y aplicación, retirando los restos del anterior tratamiento y las secreciones que se hayan podido producir.
Comentar que no es necesario aplicar grandes cantidades de pomada, lo importante es aplicarla con un masaje para que se difunda mejor.

Es conveniente aplicar las pomadas antes de salir de paseo porque así el animal estará menos pendiente de la pomada que del paseo y no se lo chupara, también es un truco darle la pomada antes de ponerle la comida y en casos difíciles será necesario cubrir la zona con gasa y vendaje para que el animal no pueda eliminar la pomada con su lengua.

4. GOTAS:
Los fármacos en gotas son de uso muy frecuente en veterinaria y principalmente en dos usos clínicos: patologías del ojo y del oído.
En el caso del ojo las gotas deberán administrarse con correctas medidas de higiene, siendo los puntos más importantes:
- No tocar el ojo del animal, abrir traccionando con suavidad de los párpados.
- No tocar con el frasco dispensador el ojo del animal.
- No administrar mas de dos a tres gotas por ojo en cada dosificación. El resto rebosa y se pierde. No por echar mas gotas se cura antes.
En el caso de los oídos aplicaremos las gotas recomendadas por el veterinario (en este caso tenemos la mayor incidencia de patologías crónicas por medicación sin consulta) y previamente limpiaremos la zona del oído con gasas limpias, es mejor no utilizar bastoncillos ya que si nos descuidamos podríamos lesionar aun más el ya suficientemente maltrecho oído de nuestro peludo amigo.
Tras echar las gotas dentro del oído realizaremos un masaje en la base de la oreja (en la zona por donde se une a la cabeza) para que el fármaco se distribuya correctamente por el conducto.
Antes de cada administración limpiaremos las secreciones formadas gracias a la acción del fármaco.

5. SPRAYS, LOCIONES Y CHAMPUS:
Productos farmacológicos de fundamental acción dermatológica y antiparasitaria.
Deben utilizarse siguiendo las recomendaciones del especialista sobre todo en lo que se refiere a frecuencia de uso, muchas veces el propietario por amor mal entendido piensa que utilizando estos productos con mas frecuencia se obtienen antes resultados, ¡¡Pues no!!.
En ciertos casos (sprays antiparasitarios) aparte de ser importante cumplir las recomendaciones del veterinario, tiene gran importancia seguir al pie de la letra las recomendaciones del fabricante en lo que refiere a precaución del propietario en el uso del producto, debido a los componentes posiblemente perjudiciales para las personas que el fármaco contiene.

6. VENDAJES:
No son fármacos propiamente dichos, pero tienen una importante función para la aplicación de los mismos así como para las siguientes funciones:
- Presionan y mantienen cerrados espacios abiertos en los tejidos lesionados.
- Favorecen la prevención y desaparición de edemas.
- Ayudan a controlar las hemorragias.
- Mantienen “envueltas” y protegidas las heridas.
- Absorben secreciones.
- Protegen las zonas vendadas de microorganismos ambientales.
- Inmovilizan zonas.
- Dan comodidad al paciente.
- Facilitan la aplicación de tratamientos.
- Mejoran la estética hacia las personas más sensibles.
Estas son las principales funciones de los vendajes y como explicarlo sin imágenes es tremendamente complejo, proponemos que si fuera necesario, el propietario deberá acudir al profesional para que le indique como se hace y posteriormente con paciencia y practica…

7. FISIOTERAPIA:
Tampoco es un fármaco, pero si es un importante método de tratamiento.
Aunque en veterinaria la fisioterapia esta en pañales, comentaremos que la acción fisioterapeutica del propietario del animal en casa suele tener una importancia primordial en gran numero de patologías y procesos post-quirurgicos.
Podemos utilizar:
- Fisioterapia: mediante movimientos adecuados favoreceremos la mejoría de ciertas patologías (traumatismos y enfermedades degenerativas).
- Hidroterapia: el tratamiento con agua favorece también la mejoría de multitud de patologías aunque es complicado su uso (bañera en casa, manguera, …). En muchos países ciertas clínicas disponen de piscinas para poder aplicar estos tratamientos.
- Calor: entre otras cosas favorece la dilatación de los vasos sanguíneos, aumenta el pulso y la ventilación pulmonar, relaja los músculos, actúa de forma sedante y analgésica,…
- Frío: Actúa como vasoconstrictor, disminuye los edemas,…

Submit a Comment