Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Su Protección | December 22, 2015

Scroll to top

Top

No Comments

Patología podal

Patología podal
Su Protección

Para los perros que hacen deporte (como el afamado canicross, para los que realizan competiciones…) y aquellos que ayudan al ser humano como los perros policía o los perros guía una salud extraordinaria del aparato locomotor es esencial. En efecto, en estos animales, la extremidad inferior de las patas está sumamente exigida (dedos, espacios interdigitales, almohadillas plantares), pero particularmente se da en perros de trineo y perros de búsqueda en avalancha o bajo escombros.

Dermatitis interdigital

La dermatitis interdigital es un proceso inflamatorio doloroso que se desarrolla entre les dedos y las almohadillas del perro, fragilizando esta zona cutánea. Estas inflamaciones son frecuentes en el perro de caza y sobre todo en el perro de trineo, que constituye la categoría de deportistas caninos más afectada por este problema. Por esta razón, en esta sección se hará referencia principalmente a este perro, aunque en la práctica, los aspectos que se mencionarán pueden aplicarse a cualquier otro perro.

Sintomatología

Debido a la sudación interdigital y los rozamientos repetidos, se pueden desarrollar en los espacios interdigitales, inflamaciones cutáneas de diversos grados. Además, en el caso específico del perro de trineo, la acumulación de nieve (en forma de bolillas) o de hielo (debido a la alternancia repetida entre helada y deshielo de la nieve y del hielo) entre los dedos y las almohadillas provoca la hinchazón y luego la inflamación de los tejidos blandos y la pérdida de los pelos interdigitales protectores, lo que ocasiona un riesgo de evolución infecciosa.

Sin una buena prevención o un tratamiento inmediato, se producen heridas interdigitales, dolorosas y de cicatrización larga.

La evolución de estas lesiones es prácticamente siempre la misma:

Estadio 1: los espacios cutáneos situados entre las almohadillas enrojecen, están ligeramente hinchados y son un poco dolorosos a la palpación (se habla de “fresas”).

Estadio 2: la piel se resquebraja, entre les dedos y tangencialmente a éstos, con formación progresivamente de grietas.

Estadio 3: las grietas se unen entre sí para formar cortes netos.

Estadio 4: debido a la exacerbación local del fenómeno de sudación, se produce una maceración con infección y abscedación de las lesiones.

Estadio 5: el proceso infeccioso gana la totalidad de la mano y del pie, afectando las vainas tendinosas, con riesgo de fenómenos septicémicos o shock endotóxico grave.

Tratamiento

Lesión interdigital de estadio 1 En general, en el perro de deporte sólo se observan afecciones de estadio 1 ó 2 que, si bien son benignas, justifican que se retire al perro de la competición o del trabajo. Hasta el estadio 3, el tratamiento consiste en la aplicación de ungüentos cicatrizantes y antisépticos. Los ácidos grasos hiperoxigenados dan excelentes resultados en las afecciones de estadio 1. Las cremas a base de aloe vera poseen un buen poder cicatrizante y antiséptico en el estadio 2. En caso de sobreinfección local, se utilizarán mezclas de ungüentos (a base de lanolina) que contengan óxido de zinc (cicatrizante y desecante), povidona-yodo (polivinilpirrolidona yodada) y sulfamidas (nitrofurazona). En el estadio 4, es necesario instaurar una antibioticoterapia por vía general.

Prevención

En materia de patología podal, la prevención es esencial dado que, bien realizada, permite evitar la mayoría de estos problemas. Esta prevención debe llevarse a cabo en todas las fases de preparación del animal:

· Endurecimiento de la piel de los espacios inter digitales durante el entrenamiento (evitar el alquitrán, utilizar aerosoles curtidores para almohadillas, soluciones de ácido pícrico y suplementos nutricionales con gelatina pura o hidrolizada – 1 g por kg de peso corporal y por día).

· Prevención mecánica: los propietarios deberían recurrir con mayor frecuencia a la aplicación de ungüentos grasos en los espacios interdigitales y de las almohadillas, así como a la utilización de botines protectores cuando el perro trabaja en un terreno difícil (alquitrán, suelos muy pedregosos, escombros, etc.).

· Los botines, a pesar de su aspecto “divertido”, pueden ser a veces realmente necesarios. En las carreras de trineo de media y larga distancia, figuran incluso entre el material que obligatoriamente se debe transportar en el trineo.

Entre los materiales utilizados para la confección de botines se encuentran: el nylon grueso, el polipropileno, la tela cordura o nuevas fibras sintéticas, materiales impermeables que garantizan una buena protección; y la fibra polar, que se gasta rápidamente y no es impermeable pero permite crear un verdadero colchón protector y garantiza una mejor estabilidad sobre suelo resbaladizo. Estos botines se fijan a las patas mediante un sistema “velcro”, que en ciertos casos es aconsejable reforzar con cinta adhesiva y que no hay que aplicar al nivel de los espolones. Es importante que la talla de los botines utilizados esté perfectamente adaptada al perro, dado que:

– Si son demasiado grandes, el pie resbala en el interior y el calor producido por este frotamiento ocasiona problemas, tanto más cuanto que los dedos topan contra el fondo del botín durante la carrera;

– Si son demasiado ajustados en la zona del “velcro”, comprimen el espolón y pueden cortar la piel y producir infosuras por hipovascularización dolorosas.

– Si son demasiado sueltos, permiten que elementos extraños (pequeñas piedras, nieve, hielo, etc.) penetren en los botines y se transformen en fuentes de lesiones y dolor intenso.

Fuente: Infomascota.info Foto propiedad de: bloglasbranas.wordpress.com

Submit a Comment