Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Su Protección | January 2, 2016

Scroll to top

Top

One Comment

Primeros auxilios para nuestra mascota

Primeros auxilios para nuestra mascota
Su Protección

Son muchos los detalles que debemos tener en cuenta cuando nos enfrentamos a una urgencia sanitaria de nuestro animal de compañía. En esta entrada, intentaremos resumir los puntos claves que nunca debemos olvidar ante estas complejas situaciones.

1 Valorar las constantes vitales del animal

Observaremos si respira, si su corazón late (palpando el pecho), si sus mucosas están de color rosa, si está consciente, si sangra abundantemente, si puede tener algo roto, si se mantiene en pie o se cae.

2 Para acercarnos a nuestro animal evaluaremos su comportamiento, principalmente si se deja tocar

Un animal dolorido o nervioso puede llegar a hacer daño a su propio dueño. Trataremos de tranquilizarle, nos aproximaremos lentamente, le tocaremos despacio y, si es necesario y aparentemente respira bien, incluso le pondremos una venda alrededor del hocico o un bozal para poder manejarlo mejor.

3 No forzar ningún movimiento del animal

Si no gira bien el cuello, no lo levanta o no se pone en pie, nunca debemos obligarle a que lo haga. No haremos nada que no tengamos claro o que no nos haya indicado el veterinario si le tenemos al teléfono. No quitaremos un objeto punzante clavado ni intentaremos colocar una fractura.

4 En las heridas sangrantes haremos presión directa

Debemos evitar hacer torniquetes, sólo se realizarán en situaciones de extrema urgencia.

Deberemos acudir al veterinario lo antes posible.

5 Hay muchas sustancias potencialmente tóxicas para nuestros animales, tanto por ingestión como por contacto con la piel

Cuando sospechemos que se trata de un envenenamiento, haremos todo lo posible por identificar el veneno. Recogeremos todos los detalles que puedan ayudar al veterinario, como el envase o el nombre del producto. El diagnóstico de envenenamiento es difícil, ya que los síntomas pueden ser muy similares a los de otras enfermedades. Ayudará mucho al veterinario saber cuál es el producto causante del problema.

6 Si piensas que tu animal está intoxicado, no le hagas vomitar

Si desconoces lo que ha ingerido o si no te lo ha recomendado el veterinario, hacerle vomitar muchas veces puede ser contraproducente.

7 Si el tóxico ha estado en contacto con la piel enjuagaremos la zona afectada con abundante agua templada

Después lavaremos con jabón y otra vez con agua corriente durante unos quince minutos. Deberemos usar siempre guantes para que no nos afecte a nosotros también.

Si el tóxico es en polvo, lo retiraremos primero con ayuda de un cepillo.

8 Y aunque es lo más sencillo, también es lo más complicado: MANTENDREMOS SIEMPRE LA CALMA

Comments

  1. Prueba de comentario.

Submit a Comment