Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image

Su Protección | January 2, 2016

Scroll to top

Top

No Comments

Zoonosis por parásitos internos

Zoonosis por parásitos internos
Su Protección

Las enfermedades que puede transmitirte tu mascota

La  palabra zoonosis proviene del griego “zooon”: animal y “nósos”: enfermedad, por lo que su definición médica podría ser: enfermedad propia de los animales que puede transmitirse a las personas.

La transmisión de estas enfermedades no suele producirse de forma habitual ni sencilla; más bien suelen ser patologías de anecdótica presentación en el ser humano. También es cierto que en los últimos años y debido a tratamientos médicos muy resolutivos, pero que alteran en gran medida el sistema inmunológico (transplantes, quimioterapia, fármacos supresores,…), ciertas personas son susceptibles de padecer dichas zoonosis.

Otro grupo de riesgo son las personas inmunosuprimidas por terribles enfermedades como el SIDA. En líneas generales estos grupos de personas son más susceptibles que el resto a padecer alguna zoonosis.

En la mayoría de los casos las zoonosis serían fácilmente controladas si atacáramos a los parásitos externos, si siguiéramos los calendarios de desparasitaciones y vacunaciones internas y siguiéramos una lógica higiene ante las heces y la orina de nuestras mascotas.

ZOONOSIS POR PARÁSITOS INTERNOS

LARVA MIGRANS VISCERAL  

Esta patología parasitaria se transmite por la ingestión humana de los huevos de Toxocara canis (gusano redondo). Es evidente que para que esto suceda la persona infectada ha debido ser poco cuidadosa en el manejo de las heces de las mascotas. Cuando el parásito penetra se dirige a variadas localizaciones orgánicas, como miocardio, sistema nervioso central, ojos (ceguera)… Afecta principalmente a niños entre dos y seis años.

Profilaxis: tratamiento antiparasitario de la mascota (entre un 15 y un 20% de los perros adultos están infestados). Si seguimos las pautas recomendadas por el profesional  y realizamos un análisis de heces anual, podemos controlar la presencia del parásito en nuestra mascota y en sus heces. Es de vital importancia evitar los juegos de los más pequeños en parques poco controlados higiénicamente.

LARVA MIGRANS CUTÁNEA

Esta patología  se produce tras la penetración del Ancylostoma caninum (perro) o del Ancylostoma braziliense (perro, gato y otros carnívoros) a través de la piel intacta de los seres humanos. Este parásito no es capaz de atravesar capas profundas de la piel, pero sí es capaz de moverse a través de la dermis, produciendo un intenso picor.

Profilaxis: tratamiento antiparasitario de la mascota, análisis coprológico anual, eliminación de heces de calles y parques… todo ello reduce la exposición humana al parásito infectante.

EQUINOCOCOSIS

Esta patología se produce tras la ingestión humana de los huevos del parásito. Es  una enfermedad fatal en el hombre y el perro suele infestarse tras el consumo de vísceras ovinas infectadas. El parásito causante es una tenia: Echinococcus granulosus.

Profilaxis:  evitar que los perros coman vísceras de ganado, tratamiento antiparasitario de la mascota, análisis coprológico anual, higiene tras el contacto con las heces.

TOXOPLASMOSIS

El parásito causante se llama Toxoplasma gondii. La infección humana sucede tras la ingestión de formas parasitarias en carne cruda o poco cocida o tras la ingestión de restos de heces felinas contaminadas con formas parasitarias.

Profilaxis:  en lo referente a la transmisión por las heces del gato se debe evitar (principalmente en mujeres embarazadas) la limpieza de las heces felinas. También sería conveniente eliminar diariamente la arena del gato. Es importante que el felino no coma carne cruda ni presas cazadas; con ello evitamos que nuestra mascota se infecte y pueda transmitirnos la enfermedad.

Submit a Comment